LAS 3 LISTAS PARA VIVIR SIN CULPA

LAS 3 LISTAS PARA VIVIR SIN CULPA

 

¿Cómo reconocerlos sentimientos de culpa que nos alejan de nuestros objetivos y de nues­tra felicidad personal y liberarnos de ellos?

Busca un ambiente tranquilo y piensa qué aspectos no te agradan de ti mismo/a. Después haz tres listas en columnas paralelas, cada una encabezada por las palabras "Debo", "Quie­ro" y "Puedo". Si usas una libreta exclusiva pa­ra ello, podrás revisar los resultados.

 

1 La lista del DEBO

 

Para hacer esta lista, conecta con todo lo que crees que deberías cambiar y apunta las fra­ses con que te lo justificas. Así, en la columna del "Debo", aparecerán todas las ideas de "lo que debe ser", o sea, los ar­gumentos del juez interior. Como por ejemplo: "Debo comer sólo comidas sanas y bien elaboradas" o "Cuando acabe de trabajar debo hacer media hora de gimnasia diaria".

 

2 La lista del QUIERO

 

En correspondencia con lo apuntado en cada "Debo" de la lista, observa quéte sientes im­pulsado/a a hacery apúntalo al mismo nivel en la lista del "Quiero". Por ejemplo, y en corres­pondencia con el ejemplo anterior: "Quiero comer bollos y chocolate" o "Cuando acabe de trabajar quiero sentarme a ver la tele".

 

3 La lista del PUEDO

 

En esta tercera columna, apunta lo que de verdad puedes hacer y lo que haces en cada caso. Por ejemplo: "Puedo comer bollos y cho­colate una vez a la semana y de forma mo­derada" o "Puedo ir al gimnasio dos veces a la semana y caminar un poco, antes de ver la tele o de acostarme".

 

Acepta la realidad

 

Aunque la columna del "Puedo" no sea la que más te guste, es la que más se acerca a la realidad. Descarte­mos la columna del "Debo", y después de co­nocer la del "Quiero", aceptemos cada uno de los "Puedo". De este modo podremos em­pezar una nueva historia.

 

Conocer los mecanismos

 

Los juicios que emitimos sobre nuestra personano son siempre tan evidentes. Hay cien­tos de ellos que se esconden detrás de fra­ses como "Tendría que haber hecho tal co­sa y no lo que he hecho" o "No he estado con­vincente y por eso no me han dado ese em­pleo". No enjuiciarse es casi imposible, pero debemos saber que los juicios son ide­as y no realidades. A través de estos juicios que emitimos,observamos y conocemos los mecanis­mos que nos generan el sentimiento de cul­pa en lugar de placer, alegría o seguridad.

 

Conocer nuestro juez

 

Es importante tratar de conocer a nuestro juez interior para poder cambiar sus juicios por preguntas más objetivas y amables. Por ejemplo, si te descubres diciendo "¡Quéton­to o tonta he sido!", podrías cambiarlo por "¿Quéme habrállevado a comportarme de esa ma­nera?". Descubrirás que hasta los comporta­mientos más “tontos” tienen su sentido.

 

Para saber más

 

En Psicología del Despertar (Ed. Kairos), de John Welwood, en el capítulo "La depresión como pérdida del corazón", el autor analiza cómo el sentimiento de culpa puede transformar la tristeza en depresión. En De la autoestima al egoísmo (Ed. Del Nuevo Extremo) Jorge Bucay rescata partes de sus conferencias de­dicadas a la culpa. Además, la seguridad emo­cional (Ed. Kairos), de Gael Lindenfield, nos enseña cómo recuperarla autoconfianza.

 

Las 3 listas para vivir sin culpa. Revista Mente Sana nº4

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

Consultenos Sin Compromiso

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB